• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

MBH Maya Bacalar

  • Capitan Barba Chueca

¿Conoces a los Animales Sagrados que regían la vida de la Cultura Maya?

Intermediarios Entre Los Hombres Y Los Dioses


Cada uno con su propósito en la naturaleza.



Desde el inicio de las grandes culturas del mundo, los animales han tenido un gran peso en las creencias que han ido forjando a la humanidad. Ellos han habitado este planeta mucho antes que nosotros. Por eso muchas civilizaciones, desde los egipcios, los chinos y hasta las culturas mesoamericanas los han dotado de una personalidad y significado. Para estas culturas los animales eran considerados seres semejantes a los humanos. De esta manera al construir sus creencias se afianzó una relación de respeto y veneración hacia algunas especies.



“No había animal ni sabandija al que no le hiciesen estatua, y todos se hacían a semejanza de sus dioses y diosas”, Fray Diego de Landa.


Los mayas, al vivir en una región de bosques tropicales, estuvieron en contacto con toda clase de animales terrestres, acuáticos y aves. Los cuales asociaron con el culto religioso, la astronomía, las artes y hasta la vida económica. Todos cumplen con una acción que los vincula entre los cielos, la tierra y el inframundo.



El fuego del sol naciente fue asociado con el vuelo y los colores de la guacamaya roja. Mientras que el jaguar representaba el poder de lo nocturno. Este es uno de los animales con mayor simbolismo en esta cultura. Un animal magnificente el cual fue asociado a las clases altas, sacerdotes y guerreros mayas. Representantes de la oscuridad y el inframundo. Jaguar en maya es Balam, que fue el nombre dado a los sacerdotes que interpretaban la voluntad de los dioses.



El colibrí a pesar de su tamaño, es un ave muy apreciada por los mayas. Se dice que los colibríes llevan los pensamientos buenos de los hombres. Las mariposas representan a los guerreros muertos en combate. El quetzal es símbolo de la abundancia y la vida. Era tal su admiración que los mayas no cazaban estas aves, únicamente las atrapaban para tomar algunas de sus plumas, que usarían como atuendos o adornos para las clases políticas más altas, y las dejaban en libertad.



Pintura Digital por Rick Lilley

El búho es otra ave muy presente en la cultura maya. Se decía que conocía el camino hacia el Xibalbá, el mundo de los muertos. Es el acompañante del dios del inframundo y también se le asocia con características de sabiduría y clarividencia.  Por otra parte los murciélagos también eran asociados con la muerte, los sacrificios y las fuerzas de la oscuridad, ellos son los guardianes de las cuevas.



La serpiente representa el mundo terrenal y la sabiduría del hombre. Considerada la encarnación terrestre del sol. Un ser sobresaliente no solo en la zona maya, también en las demás culturas prehispánicas. De ahí la adoración a Kukulcán o Quetzalcóatl, la serpiente emplumada que descendió hacia la tierra. El perro, Xoloitzcuintle, fungió como perro guardián y de compañía. En las creencias se decía que ellos eran tu compañero hacia el inframundo. Por eso eran enterrados junto a sus dueños para guiar el camino de sus almas. También había animales como el venado que eran relacionados con la magia y solo se le permitía a las clases altas cazarlos o comer su carne.



Los chamanes tenían la posibilidad de convertirse en 13 animales diferentes, como un perro o un mono.


Mientras tanto, en el mundo acuático la tortuga se relaciona con la vida del océano. Su caparazón simbolizaba a la tierra. Pawahtún, dios cargador del cosmos es representado cargando un caparazón de tortuga. Además las tortugas marinas también eran asociadas con la longevidad y el trueno. En conclusión cada ser de la fauna del mundo maya cumple una función dentro del ciclo de la naturaleza. Al final, todos somos parte de un todo. Descubre más de estos temas en el Viaje del Pirata.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

© 2020 by AWP360.