• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

MBH Maya Bacalar

  • Capitan Barba Chueca

Los secretos de la pirámide Maya más grande de todas.


La Pirámide del Sol en Teotihuacán fue considerada por mucho tiempo la pirámide más alta en territorio mexicano, no obstante, en la Zona Arqueológica de Toniná, en el municipio de Ocosingo, Chiapas, encontraron la pirámide más grande: la Acrópolis de Toniná. 



Esta pirámide ubicada en el corazón de la selva chiapaneca, estaba oculta bajo montones de tierra, haciéndola lucir como un cerro más. Sin embargo, en 2009 los arqueólogos encontraron los rastros de la pirámide que tiene 75 metros de altura, con 7 niveles y 260 escalones —que coinciden con el calendario lunar maya— y una antigüedad de 700 años, de acuerdo al INAH. 


Este lugar es tan importante que de hecho Toniná derrotó a Palenque y algunas investigaciones apuntan a que en este lugar fueron tomados prisioneros dos hijos de Pakal. Al interior se han encontrado diversos objetos y murales que versan sobre la historia de este sitio, así como de sus gobernantes. Ese es el caso de Tzotz Choj, una escultura del gobernante Murciélago-Jaguar, o los murales del Palacio del Inframundo en el tercer nivel de la pirámide.  Asimismo, los especialistas han encontrado evidencia de influencias de la arquitectura olmeca, teotihuacana y hasta tolteca. Gallaga también explica: 


«Es una gran sorpresa constatar que la pirámide fue hecha casi en su totalidad por los arquitectos prehispánicos y, por tanto, es más artificial que natural. Lo anterior se explica porque se creía que casi toda era un cerro o montículo natural, pero las recientes evidencias han develado que casi en su totalidad fue edificada por los antiguos pobladores».

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

© 2020 by AWP360.