• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon
facebook grande2.jpg

www.mbhMayaBacalar.com

  • Capitan Barba Chueca

Un poquito sobre el Inframundo Maya

La palabra “inframundo” causa estremecimiento e inmediatamente nos imaginamos oscuridad y misterio. Para los mayas era un “lugar oculto”, el “Xibalbá”, al que podías acceder a través de los cenotes y descender en sus profundidades hasta llegar a la gran red de ríos subterráneos que recorren la Península. También si hablamos de dioses identificaban no uno, sino ¡varios dioses del inframundo! Sigue leyendo para conocerlos.



Si visitas algún cenote, esos pozos subterráneos de agua dulce que se encuentran por toda la Península, sentirás que estás entrando a un lugar especial, tanto por su belleza como por un ambiente enigmático que los rodea, sobre todo en aquellos cerrados y semi abiertos en los que tienes que descender por un pequeño espacio hasta llegar a sus aguas refrescantes.


Esa sensación de misterio no es imaginaria, ya que para los mayas los cenotes eran portales sagrados hacia el inframundo, puertas que accedían a un mundo del que desconocemos mucho.



De acuerdo al libro sagrado, el “Popol Vuh”, el inframundo incluía toda una estructura debajo de la superficie, ya que los dioses estaban ordenados por jerarquías; había un consejo y toda una civilización muy similar a la que se vivía en la tierra.


Los mayas creían que en el inframundo habitaban varios dioses conocidos como los Señores de Xibalbá, éstos coexistían con los dioses celestes y con los humanos, cada uno en su propio territorio y con sus propias reglas: una visión mitológica que también podemos encontrar en otras civilizaciones.



Descubre más sobre el inframundo en las siguientes publicaciones del Viaje del Pirata.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo